Las plantas de la terraza.  Disfrutar de una esplendida terraza no es nada difícil. Simplemente deberemos escoger las plantas adecuadas para el clima y la orientación de la misma y proporcionarle los cuidados necesarios, que en este caso siempre serán superiores al de las plantas cultivadas directamente en el suelo, por muy grandes que sean sus recipientes. A esto también le deberíamos sumar el entorno ya que no es lo mismo un jardín donde se crea un microclima especial entre todas las plantas que en una terraza donde impera más la obra que la vegetación con el consiguiente efecto calor, sequedad, frío, etc. En definitiva, deberemos dedicarles algunas horas más y cuidados algo especiales.

Las plantas cultivadas en recipientes necesitan mucho más riego, necesitan trasplantes o cortes de raíces, a menudo, podas selectivas, tratamientos preventivos, etc.

De entrada deberíamos utilizar especies que se adapten bien a la zona y al cultivo en recipiente. De hecho, cualquier tipo de planta se puede aclimatar perfectamente a su cultivo en recipiente. Es más, en recipiente se puede cultivar cualquier tipo de árbol por muy rápido y grande que sea su crecimiento, lógicamente se han de practicar podas formativas, corte de raíces y plantarlo en recipientes de proporciones importantes.

La parte más importante del cultivo de plantas en recipiente es el riego, ya que en el jardín tienen la posibilidad de buscar la humedad en el subsuelo, y en maceta esta posibilidad no existe y si además le añadimos el efecto del calor, el aire y el frío sobre el recipiente el tema se agrava. Por todo ello es muy aconsejable instalar un sistema de riego automático y con ello conseguiremos el 70 % de del éxito.

Los cuidados a tener en cuenta son:

  • Remover la tierra superficialmente, una vez al mes.
  • Cavar la tierra profundamente, de jardineras y macetas, para que sus raíces puedan respirar, una vez al año, preferiblemente a finales de invierno.
  • Cortar dos terceras partes de sus raíces cada tres o cuatro años, volverlas a plantar en el mismo recipiente o bien en uno de tamaño superior, con tierra nueva.
  • Si la planta presenta síntomas de raquitismo (troncos pelados y pequeñas hojas) córtala sin miedo.
  • Trasplanta aquella planta que lo necesite a una maceta de tamaño superior, para ello utiliza tierra de la mejor calidad.
  • Cada año practicar la poda de formación, equilibrando la planta, o drástica para proporcionar fuerza a la planta, sobretodo cuando se practique el corte de raíces o trasplante.
  • Aportar, en general Abono huerto & jardín Masso asiduamente pero sobre todo cuando se practique la poda, el trasplante o el corte de raíces.
  • Regar por las mañanas, abundantemente en primavera verano, y de forma asidua en otoño invierno, sobre todo si no llueve.
  • Realizar tratamientos preventivos, sobre todo en invierno y primavera y tratar las enfermedades y plagas al menor síntoma. Buenos consejos
  • Si posees geranios y quieres disfrutar de ellos, debes tener en cuenta que: debes podarlos en el mes de febrero/marzo, cavar la superficie de la tierra a menudo y retirar las flores y hojas marchitas. A partir de febrero debes añadir, cada quince días, al agua de riego Abono geranios Massó, y si además quieres que estén sanos a partir del mes de abril y hasta el mes de agosto deberás pulverizar con la Pistola insecticida geranios Massó, para controlar la mariposa del geranio.
  • Las plantas como las gardenias, las camelias o los rododendros son plantas algo más delicadas que el resto de plantas que se utilizan en la decoración de terrazas y balcones y deberías tener en cuenta que necesitan sol en invierno y sombra en verano, además de trasplantarlas cada tres o cuatro años. Al tratarse de plantas acidófilas necesitan algunos cuidados especiales como: regar con agua que contenga poca cal y aportar Abono plantas acidófilas Massó, que contiene un 5% de antical, además en primavera suministrar Quelatos de hierro Massó.
  • Desde marzo y hasta julio deberías realizar tratamientos preventivos para minimizar el ataque de los enemigos de las plantas, Además de realizar tratamientos específicos contra los ataques que se produzcan. Para realizar estos tratamientos debes utilizar Insecticida polivalente Massó + Fungicida polivalente Massó, en pulverizaciones semanales.
  • Las hortensias poseen un encanto especial. Son muchos los aficionados que disfrutan de ellas, pero en muchos casos su cultivo nos comporta pequeños problemas. Para que ello no ocurra debes tener en cuenta que es muy importante el aporte de Quelatos de hierro y de Abono soluble hortensias Massó. Además, si quieres mantener el color azul deberías aportar, desde agosto del mes anterior Abono azulador hortensias Massó. Y por último recuerda que las hortensias se podan en agosto y cada tres o cuatro años en febrero de forma drástica.

Otros productos relacionados

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información