Las plantas al igual que los animales necesitan estar bien alimentadas para asegurar su desarrollo y crear defensas y repeler los ataques que reciben. Los nutrientes que necesitan las plantas están compuestos por iones minerales, que se absorben diluídos a través del suelo por medio de las raíces y se emplean junto al dóxido de carbono para fabricar alimento. Los macronutrientes comprenden nitrógeno (N), fósforo (P), potásio (K), magnésio (Mg), cálcio (Ca) y azufre (S); las plantas los necesitan en cantidades relativamente grandes.

Los micronutrientes -o microelementos- son igualmente importantes pero sólo necesarios en pequeñas cantidades; comprenden hierro (Fe), manganeso, (Mn), cobre (Cu), zinc (Zn), boro (Bo), cobalto (Co), mobidleno (Mb) y cloro (Ci).

En principio estos minerales se encuentra en la tierra pero no en cantidades suficientes para abastecer a las plantas así que para asegurar un desarrollo sano de las plantas se tiene que agregar al suelo fertilizantes que contengan nutrientes. En la mayoría de los suelos, sólo el nitrógeno, que estimula un desarrollo vigoroso, el fósforo (fosfato), para ayudar a un desarrollo fuerte de las raíces y el potásio (potasa) que mejora y aumenta la floración y frutificación, deben agregarse de manera regular.

Esto es a causa de que los problemas de nutrición más comunes de las plantas están ocasionados bien por déficit de nitrógeno o de potasio. La carencia de nitrógeno ocasiona un desarrollo reducido y la falta de potasio ocasiona la decoloración de las hojas y la falta de floración. La falta de fósforo es menos común. El déficit de magnesio/hierro vuelve las hojas amarillas y puede ser un problema si se cultivan plantas amantes de la acidez en suelos alcalinos o se las riega con aguas duras.

La decisión sobre la cantidad y el tipo de fertilizante a comprar puede ser compleja. La compresión de cómo funciona cada tipo hará que la jardinería sea más productiva e incluso tal vez más respetuosa con el medio ambiente.

Producto fertilizante: producto utilizado en jardinería o agricultura que, por su contenido en nutrientes, facilita el crecimiento de las plantas, aumenta el rendimiento y mejora la calidad de las cosecha Abono o fertilizante es proporcionar elementos nutrientes a las plantas.

Abono simple: abono nitrogenado, fosfatado o potasíco con un contenido declarable de un único nutriente principal

Abono compuesto: abono obtenido químicamente o por mezcla, o por una combinación de ambos, con un contenido declarable de, al menos, dos de los nutrientes principales

Abono complejo: abono compuesto obtenido mediante reacción química, mediante solución, o en estado sólido mediante granulación, y con un contenido declarable de , al menos, dos nutrientes principales.

Abono líquido: abono en solución (sin partículas sólidas) o en suspensión.

Abono foliar: abono indicado para aplicación a las hojas de un cultivo y absorción foliar del nutriente

Abono hidrosoluble: fertilizante o abono sólido de alta solubilidad.

Podemos diferenciar tres tipos de abonos o fertilizantes:  

  1. Abono inorgánico o químico: abono obtenido mediante extracción o mediante procedimientos industriales de carácter físico o químico, cuyos nutrientes declarados se presentan en forma mineral.
    1.    abonos liquidos Massó
    2.    abonos compuestos Massó
      1. abonos granulados convencionales: son fertilizantes de liberación ràpida (duración de hasta un mes)
      2. abonos granulados de liberación lenta (duración de 3 a 5 meses)
      3. abonos hidrosolubles (abonos que necesitan disolverse en agua y con un efecto inmmediato)
      4. abonos foliares y correctores . Dentro de este grupo Massó garden también ofrece una pequeña gama de productos para superar estados de estrés en determinadadas plantas.  Massó los ha denominado comercialmente como "Tonic´s".
  2. Abono orgánico: producto cuya función principal es aportar nutrientes para las plantas, los cuales proceden de materiales carbonados de origen animal o vegetal. Dentro de este grupo, estarian los abonos autorizados en agricultura ecológica, abonos procedentes de materias primas naturales al 100 %. Todos los abonos autorizados en agricultura ecológica de Massó Garden estan certificados por Ecocert.
  3. Abono órgano-mineral: producto cuya función es aportar nutrientes para las plantas, los cuales son de origen orgánico y mineral, y se obtiene por mezcla o combinación química de abonos inorgánicos con abonos orgánicos. Son por ejemplo los abonos césped Massó.

    

Otros productos relacionados

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies Más información