Spanish Catalan English French Galician German Italian Portuguese
Consejos El transplante El trasplante

El trasplante

Los arbustos y plantas cultivados en recipiente necesitan más cuidados y atención que aquellos cultivados en suelo abierto, ya que tienen menor acceso a cualquier humedad y nutrientes disponibles..


Existen tres tipos de trasplantes; el cambio de un recipiente al suelo, el cambio a un recipiente superior y el cambio al mismo recipiente. El primero no conlleva demasiados problemas siempre que se haga en el momento adecuado y que el suelo contenga la tierra adecuada. El más habitual es el cambio a un recipiente de mayor tamaño y está indicado en aquellos casos en que el recipiente esta descompensado con el volumen de la planta y también cuando el espacio lo permite. El cambio al mismo recipiente no es tan habitual pero se puede realizar sin ningún problema en cualquier tipo de planta y es muy necesario cuando la planta está enferma e incluso cuando parece que ya no tiene remedio, pues da un resultado espectacular. También puedes practicarlo cuando no te interesa que la maceta aumente de volumen sin peligro alguno para la planta.

El cambio del recipiente al suelo es de lo más fácil debes realizar un agujero el doble de tamaño que el que tiene el cepellón de la planta, Prepara tierra fértil para rellenar, coloca una parte de la tierra preparada en el fondo y deposita el cepellón en el agujero a continuación rellena con la tierra preparada los huecos -es muy importante que quede muy bien compactado- y riega en profundidad.

El cambio a un recipiente mayor puedes realizarlo en cualquier época del año y consiste en sacar el cepellón de la maceta e introducirlo en otra de mayor tamaño que previamente habrás rellenado la base con substrato y una vez colocado el cepellón rellena los lados compactando para que no quede ninguna burbuja de aire, pues sería perjudicial para las raíces de tus plantas.

El trasplante al mismo recipiente comporta retirar hasta dos partes del substrato y el corte también de hasta dos terceras partes de raíces por lo que añadirás nuevo substrato y plantarás de nuevo en el mismo recipiente. Este tipo de trasplante se realiza a la salida del invierno y solo debes realizarlo fuera de ésta época si la planta lo necesita con urgencia.

Al efectuar el trasplante es conveniente añadir al substrato abono sólido -una dosis por macetas de 20 cm-.
Al practicar cualquier tipo de trasplante es muy importante que el substrato permanezca húmedo durante 15 días para que la planta no sedeshidrate.
Rate this item
(34 votos)