Tipos de plantas

El secreto para disfrutar de un césped muy tupido esta en la preparación del terreno, en elegir la variedad adecuada de semillas y en su mantenimiento.

La preparación del terreno pasa por: cavar en profundidad, instalar una red de drenaje para que el agua no quede estancada (en tierras muy compacta tipo arcilla) y preparar un buen sustrato; los 20 cm superficiales deben estar compuestos por un 40 % de tierra de jardín, un 40% de materia orgánica y un 20% de arena (este sustrato se comercializa ya preparado), la aportación de Abono para césped Massó y lo más importante contar con un riego por aspersión. En cuanto a las variedades de semillas debes escoger entre las que mejor se adapten a tu zona.

Mantener un césped en perfectas condiciones requiere un esmerado cuidado. Debes escarificar dos veces al año -marzo y octubre-; consiste en pasar una herramienta especial que saca las partes secas del césped. Cada dos años airear acompañado de un recebado; que consiste en perforar con una herramienta especial el terreno -de esta forma las raíces se oxigenan-. El aporte de Abono Cesped, a razón de 30-50 gr.2. Es imprescindible; en marzo, mayo y junio y en octubre aportar Abono césped maxim Massó.

Riega por la mañana; la planta lo absorbe mejor. En verano nunca se debería regar al atardecer, pues es justo el momento en que los hongos atacan y, además, las plantas no absorben bien el agua recibida, que se pierde en el subsuelo o se evapora por las altas temperaturas.

Deben evitarse los riegos excesivos que provoquen encharcamientos. Dependiendo del terreno y el clima, el riego debería ser en verano una o dos veces al día; en primavera/otoño cada dos días y en invierno nada, en zonas húmedas, y una vez a la semana, en zonas secas.
Es probable que en época de máximo crecimiento -Junio/Julio- amarillee un poco, en este caso pulveriza con Abono foliar Massó.

Problemas:

La mayoría de enfermedades que atacan al césped son de origen fúngico y se pueden controlar con ALUNEXINE® , excepto el oídio que se debe tratar con Fungicida antioídio Massó.

Antracnosis: se desarrolla con tiempo cálido y ambiente húmedo y cortes bajos. El césped pierde densidad presentando manchas de color marrón anaranjado y de forma irregular.

Dollar Spot: aparece sobre variedades de céspedes muy finas. Manchas hundidas redondas que no sobrepasan los 5 cm color blanquecino. Después del riego o rocío en el césped infectado se observa unos filamentos de color blanco.

Fusarium: puede aparecer en cualquier época del año pero el ataque más agresivo se presenta con temperaturas altas y humedad relativa elevada. Provoca manchas de color verde claro, que se van extendiendo por todo el césped, cambiando rápidamente a color marrón.

Hilo rojo: ataca a finales de verano y otoño. No es mortal pero estéticamente lo perjudica. Provoca manchas irregulares que se van extendiendo lentamente. Con humedad, produce micelio muy visible de color rosa pasando a color rojo Burdeos, por lo que se le suele llamar hilo rojo.

Roya: Favorece el ataque los días nublados sumados a carencias de nitrógeno. Se observan manchas de color amarillo en hojas y tallos que se van extendiendo, a continuación aparecen pústulas de color naranja o marrón.

Rhizoctonia: Ataca a céspedes con excesos de fertilización nitrogenada. Se propaga rápidamente cuando la temperatura nocturna sobrepasa los 20 grados. El césped atacado muestra rodales marchitos con hojas de color púrpura evolucionando hacia el pardo con bordes en tono rojizo.

Pythium: Suele presentarse en la época cálida con humedad alta. Pequeñas manchas superficiales, grasientas, de color verde oscuro. Cuando la planta muere adquiere un color marrón claro.

Oídio: Suele atacar en primavera ya que para su desarrollo necesita una temperatura entre los 15 y 22 grados. Aparece un micelio blanco grisáceo con apariencia de polvo que se va oscureciendo y extendiéndose por toda la superficie.

Insectos del suelo: Los más habituales son las larvas del suelo correspondientes a insectos como gusanos blancos y de alambre, típulas, cochinillas de la humedad, gusanos grises y rosquilla negra, cardador, escolopendra, etc. Además del alacrán cebollero. Los síntomas son pequeños redondeles de césped seco.

Se sitúan debajo del césped, se puede observar la tierra removida creando pequeños montículos de tierra. Trabajan de noche y duermen de día así que difícilmente se dejan ver.

Tratar con: Insecticida suelos Massó

Musgo: El exceso de humedad constante, la sombra y la poca ventilación del césped provocan la presencia y propagación. Una vez tratado se debe eliminar manualmente sin dejar rastro ya que si las condiciones del terreno son idóneas y quedara alguna espora, en poco tiempo volvería a aparecer.

Tratar con: Abono antimusgo Massó. En zonas de sombra aplicar habitualmente.

Las malas hierbas: también forman parte de los enemigos del césped. Habitualmente son diferentes, de tamaño y forma, al césped, por lo general de crecimiento mucho más rápido.

Tratar con: Herbicida césped Massó.

Ficha de planta:
Género VALOR
Nombre Popular VALOR
Especie VALOR
Familia VALOR
Origen VALOR
Multiplicación VALOR
Dificultad de cultivo VALOR
Productos relacionados:

CONTACTO

masso logo

Comercial Química Massó, S.A.

CL VILADOMAT, 321, 5º - 08029 Barcelona. ESPAÑA
T. +34 934 952 500 - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Acerca de Massó | Sectores | Calidad y Medio Ambiente