Tipos de plantas

El árbol de la ruta de la seda. Las moreras son árboles originarios de las zonas templadas de Asia y conocidos por ser magníficos elementos ornamentales en jardines, paseos y calles.

Este árbol caducifolio, que alcanza mayor altura que la zarzamora o Morus nigra que pertenece a su misma familia, ha sido históricamente cultivado para ser el alimento de los gusanos de seda, y fue desconocido en occidente hasta que, en el siglo VI, los monjes nestorianos establecieron la ruta de la seda, una red de caminos que unían Asia y Europa y que debe su específico nombre a la mercancía más prestigiosa que por ella circulaba, la seda, cuya fabricación era un secreto que sólo los chinos conocían y las moreras no desvelaban.

Verde brillante y sombra frondosa

La morera presenta una copa redondeada y abiertamente ramificada. Las hojas son alternas, ovales, enteras o lobuladas y de márgenes dentados. Los árboles jóvenes presentan hojas más lobuladas que los adultos y su color es de un característico verde brillante y lustroso por el haz, ofreciendo un color más claro por el envés. Estas preciosas hojas que son el único alimento de los gusanos de seda, tienen una tiernísima consistencia blanda, lo que las diferencia de las de la Morus nigra.

En los meses de floración (mayo o junio) la morera presenta pequeñas flores que crecen formando espigas apretadas y alargadas. Tras la floración surgen los frutos compuestos, formados por pequeñas drupas estrechamente agrupadas, entre 2-3 cm. de largo, llamadas moras, de color blanco a rojizo. Los frutos de Morus nigra y Morus rubra son los de mejor sabor, mientras que los de Morus alba suelen resultar insípidos.

Las moreras son ideales para cultivar en pequeños patios, terrazas, parterres y en jardineras o en recipientes de diferentes tamaños, además posee variedades injertadas que toma formas especiales coma la “péndula” que asemeja al llorón o la parasol que como su propio nombre indica se asemeja a este, formando una copa totalmente plana.

Reproducción:

Se multiplica por semillas y esquejes, y las diferentes variedades se obtienen por injerto de púa o de yema. Las estacas de madera suave con hojas (esquejes semileñosos), obtenidas a mitad del verano, enraízan bajo niebla. La siembra directa debe realizarse en otoño o primavera.

Poda:

La Morera es un árbol de sombra por excelencia y admite podas asiduas, existen dos tipos de podas la de formación y la de mantenimiento. La de formación la debes aplicar al principio de la vida del árbol y una vez está formado debes aplicar la de mantenimiento. Dependiendo de la función del árbol deberás realizarla de una u otra forma. Si deseas el crecimiento libre de la copa, te limitarás a eliminar las ramas en mal estado, las que molesten por estética o las que perjudiquen o tengan peligro de romperse. En el caso de las cultivadas para proporcionar sombra y que se necesite cierta forma de copa, ya sea por motivos estéticos o de espacio, debes practicar la poda anual y no importa por donde cortes, siempre que no cortes ninguna parte del tronco y dejes más de cuatro ramas cortadas a 10 cm del tronco.

Vale la pena tener en cuenta que no debes cortar ramas de más 12 cm de perímetros ya que a la larga representaría un perjuicio para el árbol.

Enemigos:

Las moreras tienen como principales enemigos los ataques de pulgones, aunque no acostumbran a causar grandes estragos en el árbol. También pueden verse afectadas por ácaros y oídio.

Abono:

Prefiere suelo suelto y bien drenado, de pH no ácido y, aunque es resistente a la sequía y a las temperaturas extremas, tanto frías como calurosas, debes tener presente que a los ejemplares jóvenes les pueden dañar los fríos intensos. Para la época de crecimiento es ideal proporcionarle abono rico en nitrógeno.

Problemas:
  • Levanta las baldosas
    • Para que no ocurra cada año debes cortar las raíces superficiales alrededor del tronco. Para ello realiza un corte vertical de 20 cm. de profundidad cortando todas las raíces a ras de tronco.
  • Su copa crece en exceso
    • La morera tiene un crecimiento muy rápido y voluminoso y si quieres que no crezca en exceso debes practicar la poda cada año y formarla como desees. Pero nunca deberías dejarla crecer a su aire y después practicar la poda en ramas de dimensiones importantes ya que le perjudicarías enormemente.
  • El tronco crece torcido
    • Es muy importante plantarla en un lugar que reciba luz por todas partes y alejado de cualquier edificación o árbol que le moleste, además de entutorar el tronco durante los primeros años de formación, ya que de esta forma crecerá totalmente recto.
Ficha de planta:
Género
Morus
Nombre Popular
Morera
Especie
Morus Alba
Familia
Moraceae
Origen
Asia occidental, pero introducida y cultivada desde antiguo en muchas zonas.
Multiplicación
Por semillas y esquejes
Dificultad de cultivo
Fácil

CONTACTO

masso logo

Comercial Química Massó, S.A.

CL VILADOMAT, 321, 5º - 08029 Barcelona. ESPAÑA
T. +34 934 952 500 - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Acerca de Massó | Sectores | Calidad y Medio Ambiente