fbpx

Consultorio

En la mente de muchos la idea de un huerto fructífero se asocia principalmente con las cálidas estaciones de primavera y verano. Sin embargo, las temperaturas en España permiten que la pasión por la jardinería y la cosecha se extienda más allá de los meses más cálidos.

Incluso en invierno, existen numerosas especies de hortalizas y verduras que pueden florecer y prosperar, ofreciendo una oportunidad única para mantener la actividad y la pasión por el huerto durante todo el año. A continuación, te hablamos de algunas de ellas:

 

Espinaca
La espinaca (Spinacia oleracea) es una elección ideal para el cultivo invernal. Con una preferencia por temperaturas más frescas, la espinaca prospera en invierno. Se debe plantar en hileras espaciadas de 30 centímetros, permitiendo un adecuado desarrollo. Los cuidados incluyen un suelo bien drenado y la aplicación de compost. La espinaca es sensible a la sequía, así que riega regularmente, mantén el suelo constantemente húmedo, pero no encharcado. Las plagas más comunes de estas plantas son pulgones y orugas.

 

Acelga
La acelga (Beta vulgaris) es otra joya invernal. Plantada en un marco de 40 centímetros entre cada planta, la acelga es resistente y puede soportar temperaturas bajas. Los cuidados necesarios incluyen un suelo bien enriquecido y riegos regulares. La acelga agradece la exposición a la luz solar directa durante al menos seis horas al día. Una de las plagas que más le puede afectar es la pulguilla de la acelga, un insecto que genera numerosas galerías dentro de las hojas.

 

Col Rizada
La col rizada (Brassica oleracea var. sabellica) es una opción robusta para el invierno. Con un marco de plantación de 50 centímetros entre cada planta, la col rizada requiere de un suelo bien drenado y rico en materia orgánica. Un riego constante y una exposición moderada a la luz solar garantizan una cosecha abundante. Las plagas más comunes incluyen pulgones y larvas de las mariposas de la col.

 

Zanahorias
Las zanahorias (Daucus carota) son un ‘must have’ del huerto invernal. Plantadas en hileras separadas por 15 centímetros, necesitan un suelo arenoso y bien drenado para un crecimiento óptimo. Un riego regular, evitando el encharcamiento y una exposición a la luz solar directa aseguran raíces saludables. Dado que su parte comestible se produce de forma subterránea, el follaje de la planta nos ayudará a saber si ya están listas para su recolección. Cuando el follaje comienza a inclinarse hacia abajo y a ponerse amarillo será el momento.

 

Brócoli
El brócoli (Brassica oleracea var. italica) es una excelente elección para el huerto invernal. Plantado con un marco de 60 centímetros entre cada planta, el brócoli prospera en suelos ricos en nutrientes. Un riego regular y la exposición a la luz solar directa durante al menos cinco horas al día son esenciales para un rendimiento óptimo. La cosecha del brócoli se realiza cuando los cogollos centrales están compactos y antes de que las flores se abran. Corta el tallo justo por debajo del cogollo principal, dejando las hojas laterales para permitir la producción de brotes secundarios. La plaga más habitual es el pulgón.

 

En resumen, el invierno no significa el fin de la temporada de cultivo en los huertos. Con cuidados adecuados, estas especies de hortalizas pueden convertir tu huerto en un oasis productivo incluso en los meses más fríos. Así que, ¡prepárate para disfrutar de la cosecha durante todo el año!

CONTACTO

masso logo

Comercial Química Massó, S.A.

CL VILADOMAT, 321, 5º - 08029 Barcelona. ESPAÑA
T. +34 934 952 500 - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Acerca de Massó | Sectores | Calidad y Medio Ambiente

Cookie settings